(CNN) — Un hombre de Carolina del Sur que fue obligado a trabajar más de 100 horas semanales durante años sin cobrar y que fue sometido a abusos laborales, verbales y físicos iba a recibir cerca de US$ 273.000 en concepto de indemnización después de que su antiguo gerente se declarara culpable.

Sin embargo, esa cantidad inicial era demasiado baja, dictaminó una Corte de Apelación en abril de este año. El hombre debería haber recibido más del doble de esa cantidad —cerca de US$ 546.000— por parte del gerente con base en las leyes laborales federales, según la sentencia.

A John Christopher Smith se le obligó a trabajar sin cobrar en una cafetería de Conway durante años. Su gerente, Bobby Edwards, se declaró culpable de trabajos forzados en 2018 y fue condenado a 10 años de prisión por su abuso contra Smith, un hombre negro que tiene discapacidad intelectual.

Por tanto, un juez de Corte de Distrito en Estados Unidos ordenó en 2019 que Edwards, de raza blanca, pagara a Smith unos US$ 273.000 en concepto de indemnización, lo que representaba los salarios y las horas extras no pagadas a Smith.

Publican video de la cámara corporal de un policía durante la persecución y muerte de Anthony Álvarez en Chicago

Faltó la compensación por daños y perjuicios tras los abusos laborales

Pero esta corte «se equivocó al no incluir la compensación por daños y perjuicios» en la indemnización, una disposición en la Ley de Normas Justas de Trabajo que duplicaría el monto de la restitución que recibió Smith, según el fallo de abril de la Corte de Apelaciones del 4º Circuito de Estados Unidos con sede en Richmond, Virginia.

La disposición sobre daños y perjuicios de la Ley de Normas Justas de Trabajo establece que, si no pagar el salario de un trabajador a tiempo perjudica el «nivel de vida mínimo» de ese trabajador, se le debe dar el doble de esa cantidad, decidió la Corte Suprema en 1945.

«Cuando un empleador no paga esas cantidades, el trabajador sufre pérdidas, que incluyen la pérdida del uso de ese dinero durante el periodo de retraso», dijo la Corte Federal de Apelaciones.

Ahora, la Corte de Distrito calculará la cantidad exacta que se le debe a Smith.

CNN se puso en contacto con la Fiscalía de EE.UU. en Carolina del Sur y con la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, que ordenó el primer pago de la indemnización, para obtener comentarios.

Smith soportó años de abusos

Policía encuentra a 90 personas en una casa en Houston 3:33

Smith empezó a trabajar en la cafetería como lavaplatos a tiempo parcial cuando tenía 12 años, según la reciente sentencia de la corte. Sus primeros 19 años de empleo allí, cuando el restaurante era administrado por otros miembros de la familia de Edwards, fueron remunerados.

Sin embargo, cuando Edwards se hizo cargo del restaurante en 2009, trasladaron a Smith a un departamento junto al restaurante y se le obligó a trabajar más de 100 horas semanales sin cobrar, de acuerdo con la sentencia.

«Edwards impuso este trabajo forzado, se aprovechó de la discapacidad intelectual de John Smith y lo mantuvo aislado de su familia, además de que lo amenazó con hacer que lo arrestaran, y abusó de él verbalmente», señala la sentencia.

Miedo y golpes

Smith le tenía miedo a Edwards, que en una ocasión sumergió unas pinzas metálicas en la grasa y se las clavó en el cuello cuando no reemplazaba rápidamente el pollo frito en el bufet, dice la sentencia.

Por otro parte, Edwards también le pegó a Smith con su cinturón, le dio puñetazos y le golpeó con sartenes de cocina, lo que lo dejó «con marcas físicas y psicológicas», según la sentencia.

Sobre esto, Smith temía lo que podría pasar si intentaba escapar, según dijo a WPDE, afiliada de CNN, en 2017.

«Quería salir de allí hace mucho tiempo. Pero no tenía a nadie a quien acudir», comentó a WPDE. «No podía ir a ninguna parte. No podía ver a nadie de mi familia».

«Estamos hablando de esclavitud»

La sentencia dice que un familiar del trabajador alertó a las autoridades del abuso en 2014, y el Departamento de Servicios Sociales de Carolina del Sur retiró a Smith del restaurante ese año.

«Estamos hablando de esclavitud aquí», dijo Abdullah Mustafa, que en ese entonces era presidente de la sección local de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP por sus siglas en inglés).

CNN se puso en contacto con la sección de Conway de la NAACP de Carolina del Sur para pedirle comentarios.

Faith Karimi de CNN contribuyó a este reporte.

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.